Handmade bricks

El ladrillo macizo de barro cocido hecho a mano ha sido un referente en la Arquitectura durante siglos. El empleo del Adobe (ladrillo sin cocer)  se data entre el 10000/8000 a.C. Los primeros en utilizarlos fueron los agricultores del neolítico precerámico del Levante Mediterráneo hacia 9500 a. C., ya que en las áreas donde levantaron sus ciudades apenas existía la madera y la piedra. En España el ladrillo fue un importante elemento en la construcción de monumentos en el Arte Mudéjar, Árabe y Romano. Muchas de estas construcciones siguen en pie a día de hoy.

Antonio Alemán sigue fabricando los ladrillos usando las mismas técnicas de elaboración utilizadas en aquellas épocas. Es por ello que nuestros ladrillos son y han sido utilizados en la Restauración de Monumentos del Patrimonio, tanto en España como fuera de nuestras fronteras. Otra utilización de nuestros ladrillos manuales es en la construcción de bodegas de vino y fachadas en obra nueva aportando un gran ahorro energético ya que tienen especiales características térmicas, acústicas y bioclimáticas.

Disponemos de diferentes medidas; 25x12x3, 25x6x3, 25x12x4, 25x6x4, 20x10x2.5,….etc., (medidas en centímetros).

Por nuestro método de trabajo elaboramos el auténtico ladrillo de Valentín, con su color flameado, aspecto rústico, hecho a mano.

De nuevo, Antonio Alemán, pone ante Usted el fruto de años de trabajo y dedicación con esta amplia colección de ladrillos hechos a mano.