Raspado

Conforme las baldosas y ladrillos han ido perdiendo humedad se repasan todos sus lados con un cuchillo consiguiendo que estos queden uniformes.